DESTACADAS OPINIÓN 

Candidato PRO llamó «agujero negro» a La Matanza y pidió dividirla

Emilio Monzó, candidato a diputado nacional de Juntos, dijo que La Matanza es «un agujero negro» y que hay que «terminar» con el distrito, igual que con Quilmes

A horas de las elecciones legislativas y frente a la posibilidad de arrebatarle al peronismo la poderosa Tercera Sección electoral, Emilio Monzó, candidato a diputado nacional de Juntos por la provincia de Buenos Aires, dio un paso en falso. Con algunas frases verdaderamente desafortunadas, abogó por dividir los municipios de La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes y Pilar, casualmente gobernados por el peronismo.

No se refirió, por ejemplo, a la separación de Lanús que piden los vecinos de Gerli, ni de Huanguelén, que tiene la particularidad de estar surcado por una cuádruple frontera entre Daireaux, Coronel Suárez, Guaminí y General La Madrid.

Lo que podría pasar por una simple propuesta para traer soluciones a los vecinos fue enunciada de la peor manera. Monzó pidió «terminar» con esos municipios y «desarmarlos». Incluso llegó a llamarlos «agujeros negros».

“El próximo gobernador tiene que terminar con esta Matanza, tiene que terminar con este Lomas, con Quilmes, tiene que dividir», sostuvo durante un acto partidario el ex Presidente de la Cámara de Diputados.

“Hay que desarmar los municipios como La Matanza”, insistió luego, para poner como ejemplo lo que consideró la «exitosa» división del partido de General Sarmiento, que significó el nacimiento de Malvinas Argentinas, San Miguel y el muy postergado José C. Paz, dejando a las claras lo desigual que fue ese reparto que para Monzó fue un éxito.

«Era un agujero negro como La Matanza hoy. Casi todos los intendentes terminaban presos», exageró, frente a militantes partidarios del partido de Rivadavia, en la cuarta sección electoral, de la que es oriundo.

La exposición de Emilio Monzó despertó críticas en un sector del peronismo. Alberto De Fazio, ex senador, subsecretario de Asuntos Municipales y hoy Jefe de Gabinete en Quilmes, cuestionó la propuesta por el gasto y la burocracia que generaría.

«El macrismo quiere dividir Quilmes y otros 3 municipios. Es decir, crear aproximadamente 15.000 empleos públicos más, 72 concejales, 3 intendentes nuevos y un gasto cercano a los 30.000 millones de pesos anuales en burocracia», señaló.

Related posts

Leave a Comment