Actualidad DESTACADAS 

Nación y Provincia confirman la decisión de tener temporada: se instalarán diez hospitales modulares en los distritos con déficit sanitario

Aunque las estadísticas epidemiológicas ya no muestran a la Argentina en un lugar destacado en los rankings mundiales, el Gobierno tiene en claro que -tras seis meses de restricciones- debe administrar las medidas sanitarias en el marco de una convivencia con el coronavirus que no sature los sistemas médicos locales. Un tema aparece como apremiantes en la agenda de la pandemia: la temporada de verano.

El Gobierno conformó un consejo interministerial de cara a la coordinación de los protocolos para el transporte y las estadías en los centros turísticos argentinos y se espera que esta semana que anuncie el mentado “plan de preventa” por el cual el Estado devolvería hasta el 50% de los paquetes que se reserven para el año que viene. “La primera decisión política es que haya temporada. Y la segunda definición es que los municipios turísticos deben restringir ahora para llegar bien al verano”, declaró un ministro.

Más allá del nivel de alarma que transmiten algunos de sus funcionarios, el gobernador bonaerense Axel Kicillof pretende consolidar un sendero de “aperturas programadas atadas a la continuidad de la baja de la curva de casos”, señalaron en La Plata.

La provincia seguirá con el esquema de fases que viene implementando hasta ahora. Actualmente hay 45 municipios con fase 3 (aperturas parciales) entre los que figura todo el Gran Buenos Aires y ciudades como Mar del Plata, Pinamar y Tandil; 73 municipios del interior de la provincia en fase 4 (con alto grado de apertura) y 15 municipios en fase 5 (con todo prácticamente normalizado).

Entre las aperturas pendientes que tiene la provincia para la fase 3 figuran: la gastronomía con protocolos, los gimnasios a puertas cerradas, shoppings y empleados domésticos. No significa que todos estos ítems se reabran el próximo fin de semana -cuando venza el DNU actual- sino que son los temas pendientes que Kicillof tiene en carpeta. 

Temporada de verano

Uno de los temas que genera mayor tensión en la provincia es la estrategia sanitaria de cara a la temporada de verano, en especial con los municipios de la Costa Atlántica. Ciudades como Mar del Plata y Pinamar actualmente se encuentran en “fase 3”, pero sus intendentes, Guillermo Montenegro y Martín Yeza, respectivamente, exhiben fuerte malestar y preocupación por los permisos que necesita de la provincia.

Esta tarde se espera que el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, mantenga una reunión virtual con los intendentes de la Costa y funcionarios del gobierno bonaerense para intentar buscar puntos de encuentro.

El viernes último tuvo lugar una reunión interministerial convocada por Lammens y coordinada por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, donde además participaron los ministerios de Salud, Transporte, Seguridad, y Obras Públicas. Se conformaron dos comisiones, una vinculada a la movilidad interprovincial y una segunda bautizada “destinos responsables”, para analizar los protocolos de los centros turísticos. Otra definición fue la puesta en marcha de diez hospitales modulares en destinos que tienen un déficit en su capacidad sanitaria.

“Se conversó con el Presidente: no podemos no tener temporada”, sentenció un importante funcionario al tanto de las conversaciones. Y agregó: “El mensaje a los intendentes de los centros turísticos es que hay que tomar las medidas sanitarias más estrictas ahora para llegar con una situación más controlada al verano”.

El Fundador on line.com

Related posts

Leave a Comment