Actualidad DESTACADAS NACIONALES 

Diputados se encaminaba a votar­ el impuesto a grandes fortunas­

La Cámara de Diputados debatía a última hora del martes el proyecto para la creación de un Aporte Solidario y Extraordinario para los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, con el fin de recaudar $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios. Estaba previsto la votación para horas de la madrugada.­

El plenario legislativo analizaba en una sesión especial la iniciativa impulsada por el jefe de la bancada del Frente de Todos (FdT), Máximo Kirchner, para generar recursos adicionales para atender la crisis que se agravó con la pandemia de coronavirus.­

El primer tramo la sesión fue conducida por el vicepresidente de la Cámara baja, Alvaro González (PRO), pero a la noche se incorporó el presidente del cuerpo, Sergio Massa, cuando los médicos consideraron que no debía seguir el aislamiento debido a que el hisopado que le hicieron a un miembro del FMI con el que había estado en contacto finalmente dio negativo. Durante una conferencia de prensa, aseguró que «el Estado y el sector privado se tienen que dar la mano para salir de la crisis».­

La iniciativa se aprobaría con el respaldo del Frente de Todos, la mayoría del Interbloque Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo, con lo cual se superarían los 129 votos exigidos para obtener la media sanción. El bloque del FdT tiene 117 votos, el Interbloque Federal aporta 10 -ya que Graciela Camaño se expresó en contra-; 6 de Unidad Federal para el Desarrollo y 2 de Acción Federal, con lo cual sumarían 135 avales. Juntos por el Cambio, el Movimiento Popular Neuquino y Camaño anticiparon su rechazo al proyecto y la izquierda dijo que se abstendrá.­

De esta manera, el pleno del cuerpo votará el proyecto de aporte, por única vez, sobre los patrimonios superiores a 200 millones de pesos, con el fin de recaudar 300 mil millones de pesos, según las estimaciones oficiales. El proyecto alcanzaría a menos de 10 mil personas, según la AFIP, es decir 0,8% del total de los contribuyentes que presentaron declaración jurada de bienes personales.­

Los legisladores oficialistas defendían el proyecto con el argumento de reforzar las arcas públicas debido a la caída de la recaudación, y la necesidad de asistir el sistema sanitario y productivo, mientras desde la oposición señalaron que es un «impuesto confiscatorio». Al abrir el debate, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller (FdT), dijo que «no somos hinchas del déficit sino que somos enemigos del ajuste». Por su parte, Graciela Camaño (bloque Consenso Federal), rechazó el proyecto por considerar que «desalienta las inversiones privadas y genera inseguridad jurídica y desconfianza en el país». El mismo argumento utilizado por gran parte de la oposición.­

­

Related posts

Leave a Comment