DESTACADAS OPINIÓN 

Estamos Juntos, estamos con Manes

Luego de un recambio importante en la política en general y en la UCR en particular, Juntos encuentra en Facundo Manes el candidato necesario para dejar atrás el país de la corrupción, los aprietes, el Estado prebendario y el relato de la mentira

Luego de un proceso de elecciones internas que significó un verdadero ejemplo de ejercicio democrático, la Unión Cívica Radical (UCR) vuelve a ser protagonista de un trascendental momento dentro del espectro político nacional.

En estos tiempos -en los que la gente nos pide unirnos en pos de enfrentar fortalecidos al gobierno kirchnerista- es cuando debemos reafirmar nuestro compromiso con la voluntad popular. Unir voluntad, generar consensos.

Luego de un proceso de elecciones internas que significó un verdadero ejemplo de ejercicio democrático, la Unión Cívica Radical (UCR) vuelve a ser protagonista de un trascendental momento dentro del espectro político nacional.

En estos tiempos -en los que la gente nos pide unirnos en pos de enfrentar fortalecidos al gobierno kirchnerista- es cuando debemos reafirmar nuestro compromiso con la voluntad popular. Unir voluntad, generar consensos.

Porque se pone en juego mucho más que la mitad del poder legislativo. Estamos hablando de una posibilidad histórica: la de ponerle freno al avasallamiento económico, social y judicial que pone en riesgo las instituciones.

Luego de un recambio importante en la política en general -y en la UCR en particular- Juntos encuentra en Facundo Manes el candidato necesario para dejar atrás el país de la corrupción, los aprietes, el Estado prebendario y el relato de la mentira.

Porque hace dos años volvieron peores, con sed de venganza y hambre de revancha. Volvieron en busca de la impunidad y necesidad de aumentar la caja política. Volvieron para cooptar con planes y dádivas a aquellos que la vulnerabilidad no les deja otra opción. Porque al gobierno le conviene mucho más la política clientelar que el impulso de políticas que reactiven la producción y el pleno empleo. Volvieron para encerrarnos y limitar las opiniones, para que no nos pongamos de acuerdo. Volvieron para cerrar las aulas, porque un pueblo que no aprende, no se revela. Volvieron para dejar varados a miles de argentinos en el exterior, porque nos son sus votantes, porque no les interesa “el otro”.

Así como un día la UCR enfrentó al aparato peronista y el poder militar, así como enfrentó al menemismo y el establishment, así como enfrentó una década infame de kirchnerismo que se creía impune, hoy el radicalismo tiene frente así una nueva oportunidad histórica de hacerse cargo de enfrentar el poder: de las mafias y los sindicalistas afines, el poder judicial corrupto y los negociados de las obras sociales.

Es ahora, sin fisuras, con un gran acuerdo político y consenso social, con la figura de Facundo Manes a la cabeza. Ahora la UCR. Ahora Juntos.

Flavia  Delmonte

Por Flavia Delmonte

Related posts

Leave a Comment